Síguenos en Facebook

Gafas de sol que cuidan tus ojos

Gafas de sol que cuidan tus ojos

No todos sabemos que el sol ejerce un efecto de desgaste sobre nuestros ojos. La mayoría
creemos que los días más brillantes y soleados son los peores. Sin embargo es en el amanecer y en
el atardecer, cuando los rayos inciden de forma más directa. Es en estos momentos cuando nuestra
visión sufre más. Hoy aprenderemos por qué no sirve cualquier gafas de sol cuando queremos tener
una buena protección.

¿Qué son las gafas de sol con lentes polarizadas?

Para que todos nos entendamos, polarizar podría definirse como “cambiar de polo” aunque
científicamente tiene una explicación más compleja. La luz solar comienza a viajar hacia la tierra
de forma vertical y cuando se topa con la superficie, es cuando se extiende de forma horizontal.
Los cristales polarizados están diseñados para bloquear la luz que se desplaza horizontalmente
sobre la tierra. El proceso para fabricar lentes polarizadas consiste principalmente en hacer que
las lentes estén perfectamente alineadas al eje vertical.

diferencia entre lente polarizada y otra sin polarizar

Ventajas e inconvenientes de llevar lentes polarizadas

¿Sabías que en las competiciones de pesca está prohibido el uso de lentes polarizadas? La
razón es que evitan los reflejos, una de las principales ventajas de este tipo de cristales. Además
disminuye en gran medida la fatiga visual. Los colores se visualizan de forma mucho más natural y
no oscurece demasiado la visión en zonas de sombra.

Su uso es muy recomendado para personas sensibles a la luz y con fotofobia. Si usas con
frecuencia lentes de contacto, es el complemento perfecto para proteger tu vista de los rayos UV ya
que la lente de contacto puede potenciar los efectos en exteriores si no usamos protección
alguna.

Desventajas de usar este tipo de gafas de sol

Realmente hay que esforzarse mucho para encontrar puntos en contra para este tipo de
lentes. Podríamos decir que los cristales polarizados no pueden “atajar” los reflejos verticales.
Por ejemplo, si haces trabajos sobre un edificio de cristal, la polarización no te servirá de mucho
ya que las cristaleras producen un reflejo en vertical.

Los móviles, tablets, ordenadores etc. producen luz polarizada, es probable que lo que
veamos si usamos tecnología con este tipo de gafas, tenga la luminosidad y colores algo
alterados.

Cómo sabemos si unas lentes son polarizadas

Por regla general las gafas de sol polarizadas tienen un distintivo impreso en el interior de una de sus
patillas donde indica la palabra “Polarized”. La propia lente debe llevar una impresión de una
letra “P” en su cara interior. Pero podemos comprobarlo de forma “casera” poniendo la lente frente
a una pantalla y mirar tras el cristal.

Si al inclinar un poco la lente en ambos sentidos, vemos como se atenúa la visión, es una
lente polarizada. Esto se debe a que la lente deja pasar o no la luz en función del ángulo de
polarización.

como saber si mis gafas son polarizadas

Para gustos, colores

La diferencia principal de las gafas polarizadas con las que no lo son, se reduce a que
las primeras eliminan aproximadamente un 50 por ciento de los reflejos,. Sin duda es una garantía
de protección para nuestros ojos.

Si vamos a conducir, es aconsejable evitar gafas que alteren los colores ya que muchos de
ellos nos ayudan a identificar ciertos avisos o peligros. En este caso es recomendable usar colores
neutros como el gris que no alteran el color de nuestro entorno. Sin embargo cuando conduces en
horas de poca luz como el amanecer, el ocaso o incluso con niebla, las lentes amarillas pueden ser
adecuadas.

El color marrón es muy recomendado para deportes al aire libre. Las de color verde son
excelentes para deportes náuticos y de invierno. Si padeces miopía, te recomendamos el tinte marrón
ya que mejora mucho los contrastes.

El ataque de los rayos UV

No es una película de extraterrestres aunque lo parece. Nuestro cuerpo es sumamente sensible a la influencia de los rayos ultra
violetas. Deben saber que los días nublados o con neblina no se libran en absoluto del desgaste
que los UV hacen sobre nosotros.

Los ojos no se libran de tal efecto. En entornos nevados, acuáticos o calizos e incluso
zonas con edificación de cristal etc. el efecto puede ser más agresivo. El agua es capaz de
reflectar hasta un 10% de los rayos UV y la nieve hasta un 85%.

Es por lo que recomendamos que vuestras gafas de sol tengan una protección de Categoría 3
o 4 según la norma europea EN1836, para garantizar tu protección.

La normativa CE protege tus ojos

Los ojos tienen mecanismos de defensa frente a las radiaciones solares pero no son suficientes por lo que debes utilizar unas gafas que los proteja, si usas gafas sin la homologación adecuada tus ojos estarán expuestas al daño producido por los rayos ultravioletas.
Usar gafas oscuras no siempre nos protege, hace el efecto contrario la pupila se dilata y nuestros ojos se exponen más a las radiaciones, nuestras gafas deben presentar los filtros UV adecuados a la actividad que vayas a realizar.

Con solo una exposición de 2 horas a la radiación UV (en la nieve), será suficiente para provocar una de la lesione oculares más frecuente queratitis solar

Por el bien de tus ojos, fíjate que las gafas de sol que utilices cumplan con la normativa de seguridad de la UE en cuyo caso llevará el distintivo CE

 

logo homologado comunidad europea
Esperamos que este artículo te haya servido de ayuda para que sepas elegir las gafas de
sol correctas para este verano. Sigue atento a las novedades, tendencias y consejos que te
seguiremos ofreciendo en el blog de cucada.

Share This Post :

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url with http://)
* Comment:
Type Code